El Camino de Santiago

La tradición comienza con el descubrimiento del sepulcro de Santiago el Mayor, (apóstol de Jesús), con la aparición de una estrella en un campo llamado Libredòn, que indicaba el lugar donde yacían los restos a un piadoso ermitaño de la época (Pelayo) del Santo. De ahí el nombre: Santiago (contractura ibérica de Santiago) de Compostela (del campus stellae).

El Camino tiene unos 800 km de longitud y se tarda más o menos un mes en terminarlo. Pero cada uno tiene sus propias necesidades y su propio ritmo. No es necesario ser creyente para hacer el Camino, en los últimos años se ha estimado que llegan a Santiago más de 200.000 peregrinos al año.

No es necesariamente un viaje religioso o incluso una competencia deportiva, sino una experiencia que debe realizarse al menos una vez en la vida. La caminata se puede realizar de tres formas diferentes: a pie, a caballo o en bicicleta. ¿Cuál prefieres? Escríbenos tu opinión.